Jueves, 23 Noviembre 2017
                   
giweather joomla module
Los 3 mosqueteros
Microcréditos que hacen posible la concreción de proyectos laborales

Microcréditos que hacen posible la concreción de proyectos laborales Featured

Bajo el nombre de “Banquito Popular de la Buena Fe”, se dan microcréditos, gracias a un programa que depende del Ministerio de Desarrollo Social de Nación. El Cordillerano participó de un encuentro de trabajo, coordinado por Alejandro Bazán, y del cual participaron promotores de barrios de nuestra ciudad y de El Bolsón.


Nació en el año 2004 y Bariloche comenzó como una organización ejecutora, Bazán explicó que “primero se presenta un proyecto, el cual es analizado para ver cómo se aplicarían dentro de la sociedad los fondos que solicita”.
Luego los fondos bajan desde Nación a través de una organización administradora, la que deriva los fondos a las ejecutoras. “Al principio éramos ejecutora de la Fundación Gente Nueva, ahora ya la Cooperativa 2 de Octubre pasó a ser administradora y tenemos espacios en El Bolsón, Nuestras Malvinas, en el 10 de Diciembre y en el barrio El Frutillar”, detalló Bazán cada uno de los nodos.

Luego de ser analizados esos proyectos, los fondos van hacia la gente que los necesita.

El sistema es solidario, se acercan tres proyectos que trabajan con la economía popular y la responsabilidad solidaria es mutua, es decir que si uno de ellos no paga, el resto se hace cargo de la deuda de esa persona. “Por eso es tan importante el trabajo de los promotores, la garantía principal del programa es la palabra de la gente y el proyecto que presentan”.

Por eso el análisis del proyecto es muy puntual, se observa mucho la economía familiar “no es para controlar lo que hacen con su dinero, pero muchas veces ha pasado que regulando una parte se dan cuenta dónde está la falla en su economía, recreación, a veces compra un medicamento y se toma un taxi y todo va sumando para que a fin de mes se note la diferencia de dinero”.

“Llevamos 187 proyectos hasta ahora, se comienza con el del monto más bajo, si completa todo el proceso y cumplió cada una de las pautas grupales, de acuerdo a la confiabilidad puede solicitar otro más, eso se llama recrédito”, contó el coordinador.

La primera etapa se llama microcrédito, son pequeñas líneas de financiamiento que arrancan desde los 3 mil pesos en adelante, dependiendo del proyecto presentado. “Es muy solicitado para adquirir maquinarias, insumos, algunos ya están generando ingresos entonces dejan de ser solidarios para ser asociativos” dijo Bazán.

La única garantía que se pide es nombre, apellido y se averigua si en su zona o barrio se conoce lo que está haciendo, “no se pide recibo de impuesto a su nombre ni garante de ningún tipo”.

No es algo común que la gente falte a su compromiso, “estaremos en un diez por ciento, la ventaja de todo esto y hacia donde apuntamos, es en el análisis previo” comentó. No es que la persona llena una carpeta en el momento y se le da el dinero, “por eso realizamos reuniones semanales, los promotores visitan su lugar, hay un seguimiento”.

“Tratamos que quienes solicitan los créditos no sean familias en lo posible porque a veces, ocurre un problema entre ellos y dejan de cumplir con los pagos, por eso apuntamos mucho más a los grupos de personas que se unen para generarse una fuente laboral”.

El sistema es similar a un crédito bancario, con la diferencia que la persona que se acerca al “banquito”, no tiene recibo de sueldo o una propiedad a su nombre. “La idea de tener un nodo de microcrédito en su propio barrio es básicamente para abaratar costos, por ejemplo una señora que vende empanadas y alquila, no tiene ninguna manera de acceder a un crédito en un banco”, explicó.

Monto financiado

La Cooperativa cuenta con una determinada cantidad de dinero por año, “la idea es que a medida que la gente lo va devolviendo, se va recirculando ese monto con el ingreso de otros proyectos”.

Ángel Pache es promotor y representa a la Cooperativa 2 de Octubre en la vecina localidad de El Bolsón hace casi tres años. “Es una localidad donde hay mucha economía popular, feria artesanal y tipo Saladita pero no hay oferta de mano de obra formal” describió. “Poco trabajo en comercios y en baja temporada casi nada”, dijo.

Estos microcréditos ayudan mucho a producir mano de obra y generar un ingreso en las familias. Pache también milita en economía popular. “Este año dejamos de recibir los fondos de Nación entonces nos quedamos solo con el dinero que iba ingresando, o sea trabajando en el recupero de lo que habíamos dado, hace un mes que esos fondos comenzaron a llegar nuevamente”, comentó aliviado.

En El Bolsón los proyectos más comunes son los de agricultura familiar, jardinería e insumos para artesanos.

Proyecto entregado

Los microcréditos son una especie de bancos que están destinados a provocar la mejora de la calidad de vida de emprendedores que generalmente no acceden a instituciones “tradicionales”, lo hacen de forma progresiva y con total protagonismo de los mismos.

Esta semana la Cooperativa entregó en el Antu Ruca el dinero para proyectos ligados a jardinería, repostería, panadería y peluquería, entre otros.

Las cuotas tienen un 6 por ciento de interés anual, “son semanales porque la idea es estar en contacto permanente con quien lo solicita para ver cómo está funcionando, si necesita ayuda o impulso en algo”, también comparten entre ellos la información de los lugares donde conseguir mejores precios en las compras, etcétera. “El grupo es un espacio al que llamamos vida de centro, si a uno le va mal los otros pagan el doble, de ahí el interés de que a todos les vaya bien”.

Quienes deseen sumarse

Aquellas personas que deseen presentar sus proyectos para solicitar los préstamos que están disponibles, pueden acercarse a algunos de los nodos de la Cooperativa. Los días lunes, de 17 a 18 horas, en la sede del 10 de Diciembre de Anasagasti y John O’Connor; los jueves de 15 a 16 en Tierra del Fuego 790, barrio Malvinas; los miércoles de 10 a 12 en El Bolsón, en una oficina de la Feria Franca de Roca y Ruta 40 (Frente al Vía), y los martes de 15 a 16 horas en Yaquil 11, de El Frutillar (Cooperativa de Pilares Antu Ruca).

Read 14 times
Rate this item
(0 votes)