Martes, 12 Diciembre 2017
                   
giweather joomla module
Los 3 mosqueteros
Argentina empató 0-0 con Perú,y deberá ganar en Quito

Argentina empató 0-0 con Perú,y deberá ganar en Quito Featured

Dominó, tuvo muchas posibilidades, pero volvió a fallar frente al arco. Argentina igualó 0-0 con Perú en La Bombonera y ahora está obligado de vencer en la última fecha a Ecuador, en Quito.


Cambió de cancha, de jugadores, también de esquema. Lo que no se modificó fue el final de la historia. Argentina otra vez fue muy superior a su rival, mereció ganar pero volvió a fallar frente al arco y no pudo vencer a Perú en La Bombonera.

El 0-0 desnuda algo más que lo obvio. La selección fue nuevamente consumada por los nervios, se desintegró junto con el reloj y a diferencia de otras hazañas frente a los mismos rivales de anoche, esta vez no hubo milagro. Hubo espanto.

A pesar de todo y gracias a la combinatoria de resultados de los demás partidos de esta eliminatoria infartante, a la Albiceleste le queda una vida más. Ahora, la Argentina está obligada a vencer a Ecuador el próximo martes en la altura de Quito. Si lo hace, jugará al menos el repechaje. Podría clasificar directo, aunque ya depende de otros resultados.

Todas estas especulaciones, lamentablemente para el seleccionado tienen sólo el sustento de las probabilidades. Es que Argentina parece incapaz de marcar un gol. No hace uno propio desde que Lionel Messi le hizo uno de penal a Chile el 22 de marzo pasado. Gritó uno con Venezuela, pero fue en contra.
La Albiceleste comenzó el juego tal como lo exigían las urgencias. Jugando en campo contrario, presionando en todos los sectores cuando el rival tenía la pelota y con una determinación asfixiante. Ángel Di María arrancó por derecha, Papu Gómez por izquierda, Darío Benedetto por el centro del ataque y por delante de Lionel Messi. Argentina llegaba bien hasta el borde del área peruana, pero fallaba en el toque final. En el último, el decisivo.

La primera de riesgo para nuestra selección se produjo gracias a una jugada preparada. A los 13’ Di María ejecutó un córner y lo hizo de manera rasante buscando a Messi. La Pulga dejó atrás a su marcador, le dio con alma y vida pero el balón en su recorrido se desvió en un rival y se fue.

De a poco Perú se fue soltando, aunque Argentina seguía siendo más. Su problema era que terminaba mal las jugadas, como la que ensayó Di María entrando en el área cerca de la media hora, dándole defectuosamente de zurda desde una inmejorable posición.
La paciencia del principio ya era historia. Argentina sufría mirando el reloj y a la vez perdía orden. Dentro de ese panorama, Papu Gómez la hizo toda para él, buscó el primer palo y Gallese salvó a su valla.

A la siguiente jugada, la más clara de los incaicos. A los 33, Jefferson Farfán en un centro desde la izquierda, anticipó a Mascherano y al Huevo Acuña, pero su remate se fue afuera por poco.

Jugando a un toque, Perú desactivaba la presión Albiceleste pero sin embargo antes del descanso las dos últimas fueron de Argentina. En una jugada propia de su sello, Messi metió la diagonal de derecha al centro, le dio de zurda y la pelota se fue apenas afuera. Antes del final, la Pulga le metió un centro al Pipa Benedetto, que de cabeza se lo perdió.

En el arranque del ST, Argentina fue un vendaval. Benedetto recibió de Messi, no pudo con Gallese en el achique y en rebote el palo se lo negó a la Pulga. En la siguiente, Biglia le dio de afuera y el ‘1’ sacó otra vez.

A los 15 Messi desbordó por izquierda, Rigoni se encontró con el balón en el primer palo, pero también con un defensor que le negó el gol. Poco después, Papu Gómez se metió por la izquierda, pero no pudo eludir el cuerpo de Gallese, ya a esta altura la figura de la noche en La Bombonera.

Entró Gago por Banega para oxigenar el juego ofensivo y a los dos minutos de estar en cancha, se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla y tuvo que salir. Parecía una fatalidad.

Anoche fue un revivir del último partido, ante Venezuela. Esta selección parece tener atragantado un grito maldito que no puede liberar. Ni Messi, que en el descuento tuvo un tiro libre de esos que no suele fallar. La última esperanza se estrelló en la barrera peruana.

Anoche, Argentina perdió una vida. Le queda una más. Será en Quito, ante Ecuador, donde esta generación de jugadores tendrá en sus pies la chance de elegir de qué manera quiere quedar en la historia.

Read 53 times
Rate this item
(0 votes)