Jueves, 23 Noviembre 2017
                   
giweather joomla module
Los 3 mosqueteros
Boca derrotó 2-1 a River en el Monumental

Boca derrotó 2-1 a River en el Monumental Featured

El Xeneize se quedó el Superclásico en El Monumental por 2-1, en un partido que tuvo golazos, expulsados y polémicas al por mayor. Gran cierre de año para el equipo de La Boca, que ganó 8 de 8 en el torneo local.


Si la semana venía complicada para el hincha de River, lo que ocurrió ayer en el Monumental terminó de sepultar los ánimos. Es que el conjunto de Marcelo Gallardo, que perfilaba para finalista de la Libertadores y veía con ansias el superclásico, sufrió dos duros golpes en pocos días.

Boca lo superó por 2-1 en un partido repleto de situaciones de gol y polémicas, pero con poco juego de ambos lados. Y el triunfo no fue sólo la suma de 3 puntos: significó también estirar la diferencia entre ambos a 12 unidades.

La historia en Núñez tuvo varias emociones, como ya es costumbre en los últimos enfrentamientos entre si.

El bajón anímico del Millonario no se sintió en la cancha. Es que los de Gallardo salieron al campo de juego con la fiereza que suelen mostrar en cada cruce decisivo, y por momentos se mostraron mejores que su rival.

Sin embargo, Boca tomó mejores decisiones en los momentos claves y eso le valió un triunfo de oro para estirar la racha a ocho victorias consecutivas en el torneo local.

La primera mitad fue mutando de un dominio inicial de River (por la presión alta) a un trámite más parejo. Y Boca pasó al frente sobre los 42, en dos minutos fatales para el Millo: roja a Fernández por un planchazo, tiro libre y excelsa definición de Cardona para poner el 1-0 ante una floja respuesta de Lux.

En la segunda parte, el equipo de los Barros Schelotto quedó con uno menos por la roja al colombiano autor del gol (ver “Más polémicas...”) y sintió el golpe. Fue en ese momento que Ponzio aprovechó para sacar un misil que sorprendió a todos y se clavó contra un palo.

Tras el 1-1, parecía que River quedaba mejor perfilado para el cierre. Sin embargo, Pablo Pérez metió una pelota clarísima para Nández y el uruguayo infló las redes con una volea.

De allí en más, los dos tuvieron chances. River para empardarlo, Boca para liquidarlo. Los arqueros, la mala fortuna y el fútbol mismo decretaron que no había lugar para más y el Xeneize desató un festejo Monumental.

Read 15 times
Rate this item
(0 votes)